Errores más comunes en protección de datos personales

por | Nov 1, 2020 | Seguridad

En un mundo cada vez más tecnológico y digital, la necesidad de llevar un control adecuado del tratamiento de datos, así como garantizar la seguridad y protección de los datos personales, se ha convertido en una exigencia de los pacientes y en una prioridad para las clínicas y consultas.

A medida que avanza la tecnología, también lo hacen las posibilidades de hackeos o filtraciones que pueden provocar brechas de seguridad que el sector sanitario no se debe permitir. Un error de este calibre podría derivar en consecuencias legales muy serias si no son tomadas en cuenta a tiempo.

Por esto, la ciberseguridad en el sector salud no es algo que debamos tomarnos a la ligera.

Velar por la seguridad de los datos de tus pacientes es una labor de todo tu equipo. Su implicación y conocimiento será vital para ello.

En este post te contamos cuáles son esos errores y riesgos más comunes en la protección de datos personales. Esperamos que así los tengas en cuenta y sepas cómo evitarlos.

Puntos clave de la normativa vigente en la Ley de Protección de Datos Personales

Antes de hablar de ellos queremos compartir contigo algunas claves de la normativa vigente en materia de protección de datos personales. Ten en cuenta que tiene sus propias particularidades aplicadas a nuestro sector por el tipo de datos que se tratan en un entorno digital.

Los datos personales sanitarios forman parte de los denominados “datos sensibles”, es decir, aquella información que forma parte de la intimidad del paciente (ideología, religión, datos de salud, origen racial, entre otros).

Por lo tanto, su especial protección se centra fundamentalmente en el historial clínico y todos los datos que recoge: enfermedades, dolencias, tratamientos, medicación, pruebas o diagnósticos. Todos ellos están directamente relacionados con el bienestar y la salud del ciudadano, por lo que forma parte de su más estricta intimidad.

Las 3 normativas que actualmente influyen en este sentido son LOPD (1999), RGPD y LOPD (2019). Haciendo clic aquí tendrás acceso directo al detalle de cada una de ellas.

Los errores y riesgos más comunes en la protección de datos personales

Más que cometer errores, podemos decir que se trata de ser consciente de los riesgos a los que nos exponemos como clínica o consulta.

Hay ciertos aspectos que, en el momento en el que eres responsable de la protección de datos personales de tus pacientes, debes tener en cuenta para cuidarlos al máximo y evitar su vulnerabilidad.

Filtraciones internas

Aunque parezca poco probable, lo cierto es que esto ocurre. Estas filtraciones rompen de lleno con el secreto profesional sanitario, que no solo tienes que respetar tú como cabeza visible de tu clínica o consulta, sino también todo tu equipo profesional.

Secuestro de datos sanitarios

Este aspecto ha surgido sobre todo con el avance tecnológico y digital. Al igual que en otros sectores, el robo de datos y el hackeo sucede de forma habitual.

Es una práctica llevada a cabo por ciberdelincuentes que buscan encontrar puntos débiles de seguridad en tu sistema. Esto les permite secuestrar los datos para, posteriormente, pedir una compensación económica para rescatarlos.

Brechas en el protocolo de seguridad

Un simple gesto de confianza inconsciente, como que la pantalla de tu ordenador sea visible para otros compañeros, no apagar el equipo o no actualizar contraseñas puede ser un error que te cueste muy caro.

Compra-venta de datos sanitarios

Este aspecto pasa en muchos sectores comerciales, y a estas alturas, el sector sanitario no se queda atrás tampoco. Existen organizaciones dispuestas a negociar económicamente por obtener este tipo de datos sensibles de los pacientes.

Estos son los riesgos que corres desde el momento en el que tratas con la confidencialidad de los datos de tus pacientes tratando de protegerlos, y no debes permitir que se conviertan en errores que perjudiquen tu prestigio y reputación como profesional sanitario.

Consejos para la protección de datos personales de tus pacientes 

Como ya has visto, tratar con datos personales es toda una responsabilidad. Y por eso mismo, asegurarte de que tu clínica o consulta cumple con todas las necesidades en materia de privacidad de los datos médicos pasa por estos aspectos que te detallamos a continuación:

Consentimiento expreso por parte del paciente

Antes de abrir cualquier historial médico, es muy importante informar previamente al paciente de cuál va a ser el uso de sus datos sanitarios, así como toda la información relativa a la política de privacidad que deberá leer detalladamente y firmar.

Establecer un sistema de recogida de datos

Debes identificar cuáles son los datos estrictamente necesarios y relevantes para el desarrollo de tu labor como profesional sanitario. Todas estas variables serán personalizables y mucho más accesibles si cuentas con un software de gestión médica en la nube.

Política y normativa de seguridad interna para la protección de datos personales

Su finalidad se centra en velar por el cumplimiento y la custodia de los datos sanitarios de los pacientes por parte de todo el equipo de la clínica o consulta, de forma que esto les facilite su trabajo diario.

Algunos aspectos que debe reflejar son las obligaciones de cada profesional. Por ejemplo, cerrar sesión o apagar equipos, registro de la actividad con usuario y contraseña, la prohibición de intercambiar contraseñas o limitar las funciones confidenciales a los usuarios autorizados.

También es recomendable que este protocolo refleje cuáles serán las consecuencias en caso de incumplimiento, así como facilitar la formación especializada en esta materia de forma periódica.

Controlar el acceso los datos sanitarios

Si no eres el único profesional que accede al historial clínico digital del paciente, deberás previamente autorizar a los compañeros que podrán consultarlo.

Una acción complementaria será establecer una contraseña propia para cada uno, incluso definir un rol para saber quién entra a consultar qué en todo momento: Funciones de seguridad que puedes definir fácilmente con igaleno

Es altamente recomendable, además, cambiar las contraseñas periódicamente. 

Antivirus y protección de los equipos informáticos

De vital importancia para asegurar que los equipos (de sobremesa o portátiles) están asegurados y protegidos ante posibles ataques externos.

Copias de seguridad periódicas

Al almacenar datos sanitarios digitalmente, es imprescindible asegurar su accesibilidad y actualización, en caso de que falle o bloquee algún servidor o equipo informático. Así tendrás la tranquilidad de que, pase lo que pase, no perderás nunca esos datos.

Como ves, el volumen de datos derivados de los historiales clínicos digitales (cuyos beneficios puedes leer aquí) es cada vez mayor.

Tratar con ellos ya no consiste en abrir una carpeta y buscar una referencia; va mucho más allá.

Gestionar digitalmente todos esos datos ya es posible a través de un software de gestión médica integral como igaleno, con el que además, te asegures de cumplir con la normativa vigente de manera actualizada.

Acerca de Francisco Vides
CEO en Neoclinic Informática Sanitaria Avanzada.
Ordenador Citas médicas 100x100

Guía de Funcionalidades de igaleno

Averigua cómo puede ayudarte nuestro SOFTWARE MÉDICO DE GESTIÓN EN LA NUBE a mejorar el rendimiento de tu centro médico. 

Tratamiento de datos

Hemos enviado el link de descarga a la dirección de correo electrónico que nos has facilitado.